Dónde quieres trabajar

Nuevas formas de trabajo que cambiarán tu vida

Es evidente que los tiempos cambian y hay que saber adaptarse a ellos, -ya lo dice el dicho: “adaptarse o morir”-. Este cambio se está produciendo principalmente por la revolución tecnológica que estamos viviendo, lo que ha conllevado cambios en la vida laboral, repercutiendo en las formas de trabajar, así como en los empleados.

Estamos acostumbrados a trabajar una serie de horas al día, en un puesto fijo de trabajo y con una serie de tareas asignadas. Esta realidad de trabajo que se ha llevado a cabo durante muchísimos años, está llegando a su fin, hasta el punto de que acabará quedando obsoleta.

Porque ahora la realidad es otra distinta: el mundo está tendiendo hacia la especialización. En el futuro se requerirán puestos de trabajos mucho más específicos para la realización de una tarea concreta, y se trabajarán las horas que sean necesarias para dicho proyecto, ya sean cinco, ocho o dos semanas de jornada intensiva.

La jornada laboral se medirá, -en muchos países ya se está llevando a cabo actualmente-, por objetivos y no por horas trabajadas. Ya no será necesario quedarse anclado en la oficina para cumplir con las X horas de trabajo, porque ni siquiera será preciso acudir cada día a la oficina a trabajar. Con un ordenador que disponga de conexión a Internet, se podrá trabajar desde un Starbucks, desde tu casa o desde Japón. Por ello, tendrás que sumarte al cambio y aprender a trabajar con profesionales que operen de diversas partes del mundo.

Esta nueva filosofía ya se está dando a conocer tímidamente, por ello, está habiendo una tendencia en auge de los denominados freelance, que realizan tareas concretas para determinadas empresas durante un período de tiempo.

Estas tendencias en auge, repercuten de manera directa en las grandes multinacionales; por ello, Microsoft ha lanzado celebró su primera edición de El Día de la Oficina en Casa construyendo una oficina provisional en la explanada de Nuevos Ministerios con el objetivo de enseñar los beneficios del trabajo flexible.

Pero no es la única empresa que ha tomado cartas en el asunto. Hace unos años, las compañías de telefonía móviles empezaron a aportar soluciones para facilitar este tipo de trabajo y flexibilizar en cierta manera  el mercado laboral o, al menos, a los empleados del mismo.

Así que gracias a las nuevas tecnologías y a la necesidad de las empresas de ahorrar costes, esta tendencia se está extendiendo más rápido de lo que se creía en un primer momento. Se ha decidido apostar por la consecución de resultados frente a la cultura de presencia y ya es indiferente dónde se encuentren nuestros empleados ni en qué horario trabajen siempre y cuando lleguen a los objetivos marcados.

Según un Informe de la Seguridad Social los autónomos suponen casi un 20% de la población ocupada a cierre de 2014, con 3.139.901 personas inscritas el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y en Estados Unidos prevén que para 2020, 65 millones de americanos serán freelancers

Comentarios